26 de agosto de 2012

Borgeana


Por lo dones, el anatema y el laberinto, los espejos y el instante, más profundo y diverso que el mar; las horas que son tan largasla muerte, esa oscura maravilla que acecha, como otro mar, como otra flecha; tu idea de eternidad; la mañana en Montevideo (ese Buenos Aires que tuvimos, el que en los años se alejó quietamente), por aquel legado de la nada a nadie, por el París d´Alsace... porque en cada paso estás, están. Por lo infinito de tu compañía permanente, porque estamos menos solos, más contentos.
Por aquellos tácitos esclavos - las cosas-, que durarán más allá de nuestro olvido, no sabrán nunca que nos hemos ido.
Que por vos haya llegado a mí, que esa comunión, que el hallazgo de lo perdido y vuelto a hallar, no nos tenga, y lo que pudo ser camino par, diluido en pormenores vanos, en la suma intrascendente. Ridículo. 
Y renace, brilla la memoria que te evoca, vive, comulga, no muere, entre lo mejor de lo vivido. 
Un libro de arena entre las manos, entre sábanas revueltas, en una tarde de otoño gris, cálida en el recuerdo. Una habitación que sí fue real, cuando no huimos y cesó el terror a lo sucesivo. 
Las esquinas que se atrevieron a narrarnos.
Nos fuimos de ahí y de ahí también, nadie sabrá que no se nos volvió a ver. La escena no anticipaba ese desenlace; no hubo milagros, aquella tarde de octubre.
Que es imposible no traerte, que si en vos ocurrirá algo parecido, cuando se trata de él, cuando no estoy, cuando no estás. Cuando sí están aquellos que nos unieron. Si seguiremos siendo en alguna esquina testigo, en una pálida ceniza vaga que se parece a la memoria y al olvido.

6 comentarios:

Neogéminis dijo...

Bien borgeana, no cabe duda...me llegó sobre todo eso de "la mañana en Montevideo (ese Buenos Aires que tuvimos, el que en los años se alejó quietamente)"...es así cuando la siento cuando la visito.

Un abrazo

Cecy dijo...

Me llega esa manera de decir entre el hallazgo de lo perdido y vuelto hallar. Como si cada lugar o donde este la esquina que anuncia, entre no milagros, se vuelve a perder y encontrar los recuerdos.

Un abrazo Nena.

Janeth dijo...

Muy lindo escrito, me gusta Borges, es un escritor con una filosofía al servicio de la literatura es lo que hace que Borges sea inclasificable

mario gomez garrido dijo...

lindo, emocionante, necesario homenaje para alguien que para mi ya es, también, memoria.

Javier F. Noya dijo...

Borges te deja sus órbitas para entretejer ausencias presentes, los residuos de los encuentros. Maravilloso. Besos.

José A. García dijo...

Borges será el punto de arranque de toda la literatura del siglo XXI, junto con Cortázar, claro. Y ya está empezando...

Saludos

J.

 
design by suckmylolly.com.