20 de abril de 2012

Desentramados


Tu ausencia no deja rastro. No estás. No estamos. Los días y las noches trajeron este hoy, colmado de incertitud; camino de huella prefijada. El mundo en automático; digitado, intruso y hostil. Mera supervivencia. Ahínco de fortaleza.
El pesar se esconde; no vacila. Convivimos. 
No pienso en días distintos, ni en la sorpresa ni en el hallazgo sorpresivo, que devuelva vida al paréntesis. A esta suerte de pausa que arremetió y venció. Intervalo en movimiento; limitados.
Cuesta creer en los ayeres de futuros que no fueron. Cuesta cada instante; el cotidiano. Se suman los esfuerzos por salir ilesos, por no cavilar ni detenerse. Se espanta el placer y huye. 
Suma de almanaques, de deseos inconclusos, de esperas. Confiados en la tregua...
Bastará un mañana lícito y pleno. Que este devenir tenga un motivo.
Y sin embargo, vacilo ante los mañanas. Subyace el ruego. No hay temor. Hay desconcierto.
Presencias. Llegadas y partidas.
Quiero aquel ayer donde tu mano tomó la mía, donde juntos confiamos. Nos habíamos encontrado después de tanto. Vana espera que colmó los años y las pausas; la adversidad.
Si fue ahora y no antes. Antes de ayer, antes de nada. 
Vigilo impaciente. Voraz de imprevistos que traigan la llave, que expliquen el desvío.
Hoy nadie lo percibe ya. Como aquella mesa en un bar de un club de tenis, como los testigos que me observaron al revés, la mañana que amanecimos juntos, después de décadas de desencuentros. De horas impares.
Tu huella vive en mí. Desapego. Designios...
Que haya un por qué, un por algo. 
Soy esta que hoy no se detiene. Que me ampara. 
Apremia la prontitud. 
Que haya ganas, certeza;  fuerzas. Que el azar, y el asombro no se estacionen; desalmados.

17 comentarios:

Janeth dijo...

Fabuloso escrito, me tomaron tus ganas amiga, me lleno de eneria tu espiritu, me encanto tu alma ...llenita de amor....

Beatriz dijo...

Querida Rochi hay una frase al final de tu texto que me la repito siempre y sobre todo en este momento en que mis palabras se han amordazado
Dices: "que el asombro no se estacione". Pero es que el asombro desaparece cuando la incertidumbre nos invade, cuando la monotonía nos llena de días iguales.¿Quién o qué hace que de repente desaparezcan esas cruces rojas en el calendario?, esa señal que avisa que el día va a ser distinto, "que hay un por, un algo" y qué entonces uno encuentra la ilusión para estrenar un vestido rojo porque hay un motivo para sentirte radiante, unos tacones con los que mirar desde más arriba la vida. Ese día que abres tu ventana y surge esa magia de lo inesperado y que lo que buscas está alli, en la vida que nos espera, generosa, para asombrarnos.
Mientras llega para mí ese instante, mientras espero, te leo y ¡cuánto de mí encuentro en tus palabras!

Un beso Amiga. (El 28 de Abril presentan una revista literaria y han publicado varios poemas míos que (por primera vez deberé leer públicamente, y que aunque soy tímida en esto de exponerme, intentaré hacerlo con dignidad).
Sé que cuento con tus energías.

Un beso

akuanauta dijo...

Estupendo tu blog, me lo agencio para seguirte y te visitaré con más tranquilidad otros días.

El post muy bonito, me ha dejado en el cuerpo una muy buena sensación.

Te sigo. Te espero también en el mío.

José A. García dijo...

La ausencia no sólo marca que algo ya no está, sino que ese algo (alguien) tuvo el poder de dejar una marca. Muchos ni siquiera sabemos cómo lograr eso.

Saludos

J.

Sindel dijo...

Nunca hay que detenerse, ni siquiera frente a las ausencias o los intervalos.
Un texto maravilloso, que llega.
Un abrazo.

EleanorSmith dijo...

"No pienso en días distintos, ni en la sorpresa ni en el hallazgo sorpresivo, que devuelva vida al paréntesis. A esta suerte de pausa que arremetió y venció. Intervalo en movimiento; limitados."

Y sé que voy a repetirme una vez más, pero sinceramente es lo que siento cada vez que vengo por acá: Siento tan mías, tan cercanas tus palabras que me hacen temblar en muchas ocasiones. A eso agrego, una admiración profunda hacia la forma en que te expresas. Realmente: éste es un sitio de literatura. Y aplaudo hasta rabiar. Habiendo tantos sitios que intentan engañarme con su pobre contenido, agradezco que seas una gran excepción.
Y confieso que yo soy muy exigente a la hora de la lectura.

Me encanta.
Qué suerte la mía que estés acá.

;)

mi nombre es alma dijo...

Que haya ganas si porque son ellas las que nos mueven y mueven al mundo.

MAJECARMU dijo...

Rochitas,tu texto me ha encantado,porque tu sentimiento lo eternizaste en el tiempo y en el alma,aún pervive y lo cuidas con delicadeza y esperanza...Esa esperanza,que desespera por momentos,pero que tú la templas,la renuevas,la reinventas,porque es tu fortaleza y lo que te mantiene...
Mi felicitación por tu autenticidad,tu equilibrio,tu claridad y tu constancia.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,amiga.
FELIZ SEMANA Y TODOS LOS DÍAS.
M.Jesús

Humberto Dib dijo...

En primer lugar, te pido disculpas por no pasar tan seguido como yo querría, pero sabes...

Me gustó tu texto, transmite una sensación de empuje, de ir hacia adelante.
Un beso enorme.
HD

La misma... dijo...

Que los momentos de antaño ahuyenten el desgano y vuelva.

Linduuuuuu!!!...bueno,como siempre.

Cecy dijo...

El poder ver, los días con sus designios, lo sentido, y la huella que marca lo vivido, es tan importante. Es el primer motor de la fuerza que empuja a querer que sea algo importante por venir. Y pienso que es una de las formas constructivas que tenemos.

Un abrazo grande Nena :)

VeroniKa dijo...

Rouch, cómo carajo se le ocurrió eso de "los testigos que me observaron al revés"...

buenísimo. Acaso los espejos?

Raúl dijo...

Poesía pura.

TORO SALVAJE dijo...

El azar es un asesino inconmovible.
A la larga siempre hace daño.

Javier Noya dijo...

Yo afirmaría, con la relativa certeza de tal acto de soberbia, que el placer es a la asepsia lo que la distancia al amor: unos opuestos que en el derrotero del tiempo condensado en el cavilar de la probabilidad, son espejo de la perplejidad de este presente con futuro desdibujado y pasado que duele, tanto porque no podrá ser presente y porque, inexorable, se desteñirá. Y cómo no va a ser motivo de desfallecimiento. Aun cuando esa espalda invite a toda clase de caricias.

Rayuela dijo...

se retramará lo desentramado, tal vez.
usted sabe entramar letras, sí señora*

El Poeta Maldito dijo...

"El mundo en automático; digitado, intruso y hostil. Mera supervivencia..."

(!!!)

Buenísimo

 
design by suckmylolly.com.