30 de mayo de 2012

Suma de días


Tantos... efímeros, perecederos. Pero amanecieron días distintos, sin anticipos ni indicios, sin latidos ni escozores que anticipasen el reto, ni los aromas anunciando que perdurarían intactos en el recuerdo; presentes en cada instante del hoy. Fechas señaladas; cartas marcadas, en el calendario de la existencia...
La fusión con tu piel, tan mía. La comunión sublime. Respirar distinto; con la certeza del acierto.  
Días que cruzaron caminos insólitos. Encuentros imprevisibles. Eternos. 
Perdurarán cual tesoros.
Recuerdo aquel que cambió el rumbo; no había habido ni el menor indicio. No, no hubo señales. Pudo ser como tantos otros; idénticos, sumidos en la rutina de un ordinario olvidable. De horas repletas de minutos infinitos hacia ninguna parte. De la sorpresa infrecuente, sin el brillo de lo imperecedero.
No caduca tu imagen viva, en cada paso que doy. La huella labrada, inmortal del encuentro.
Qué los propician...
Las decisiones o el azar. La buena fortuna o el destino. La acción o la pausa. Qué lo quiso así...
Dónde partieron los días que no vivimos, los futuros que no fueron. Las elecciones. El abandono de los sueños, el cansancio ante el reto. El error. La cobardía. El desánimo. 
Cuándo mi existencia pasó a convivir con tu imagen permanente. Cuándo tus pesares fueron los míos. Cuando tu ser abarcó todos mis rincones, hasta aquellos que te son ajenos.
Mi idea de vos que no necesitó de nada más. Y los tiempos de pausas inconclusas, incompletas. La espera; la esperanza de un mañana inesperado, generoso en la energía y las fuerzas; la fe. La meta alcanzada.
Cuando imantábamos, cuando las causalidades nos buscaron. Cuando los pasos condujeron al momento justo, al lugar indicado. Cuando ningún obstáculo pudo con nosotros, y todo fue propicio, y ni los retrasos, ni las demoras, ni los tropiezos...
Y no hubo absurdos y todo tuvo su por qué; nada era riesgo y el resultado evidencia. La energía viva; el contento. 
Las circunstancias que conforman este hoy. Los sinsabores. El cotidiano insistente. 

15 comentarios:

Smith. E dijo...

Como siempre: parece que me conocieses de toda la vida y estuvieses escribiendo acerca de mí y mis aventuras/desventuras...

Me conmueve leerte. Y eso no lo consigue casi nadie: el emocionarme...

Un beso. O dos.

Rayuela dijo...

suma de días.
a veces, el infierno tan temido...

besos, rochies*

El Gaucho Santillán dijo...

"Decisiones o azar".


Me quedo con esa pregunta.


Pero no tengo la respuesta.


Un abrazo.

Javier F. Noya dijo...

Desventura de ese recuerdo persistente que diluye el hoy, lo transforma en líquido que se escurre a cada minuto, intrascendente y fatalmente conciente de la carencia actual. Insípidos ante esa persistencia. ¿Le dije que entiendo mejor su manera de abordar lo que escribe? Leí "La araña". Besos.

Janeth dijo...

Agiganta tu alma da cabida a la luz, desaloja las sombras, se nauta celeste, en los mares del amor

José A. García dijo...

Últimamente me está pasando que los días se van, se van, simplemente, como la sumatoria de cosas que no pasaron, de soles que no salieron, de noches que no tenían estrellas.

Y las únicas que brillan son las ausencias de las explicaciones...

Saludos

J.

Cecy dijo...

Es muy fuerte esa imagen que esta en todos lados hasta ajenos a el. Todo parece encontrarse dentro de la nada... y la nada tiene presencia cuando anda por los rincones de nuestra vida.

Abrazo Nena!

Adrian dijo...

¨Mi idea de vos que no necesitó de nada más. Y los tiempos de pausas inconclusas, incompletas.¨
¨(...)cuando las causalidades nos buscaron. Cuando los pasos condujeron al momento justo, al lugar indicado. Cuando ningún obstáculo pudo con nosotros, y todo fue propicio, y ni los retrasos, ni las demoras, ni los tropiezos...¨

Me gustaría poder aparecer mas seguido, mi trabajo me impide desconexion... pero es bueno leerte... como que le das un clima a tu escritura, y es reconocible que sos vos la que escribe, una sensibilidad sin nada de sentimentalismo.
Bueno yo tambien despues de mucho tiempo escribi algo y no se me ocurrio nada mejor que escribirle una carta al Silencio asi que te invito a que pases a leerla por mi abandonado blog jaja.
Saludos desde el pais del viento...

Any dijo...

Todo está marcado en el calendario del tiempo; lástima que no haya señales claras, uno podría al menos prepararse para el amor, el dolor, la felicidad o lo que sea que se venga ...
Un beso Rochilda!

tomas danberg dijo...

un minuto y la nada, un minuto y el todo, quizás habría que encerrase en ese minuto cuando nos dé el tiempo de obtenernos libres, un abrazo

Álvaro Beltrán dijo...

Qué bien describes...
Uno puede ser atrezzo y obra al unísono cuando te leo. Todo se monta.

Te agrego y te sigo. Gracias por pasarte por mi rincón.

MAJECARMU dijo...

Rochitas,gracias por tu visita,amiga.
Hacía tiempo,que no sabía de ti y me alegro volver de nuevo...Y encontrarte con la misma eternidad y constancia del sentimiento,renovando adentros y perspectivas,atesorando y limpiando emociones vividas.
Mi felicitación por tu constancia infinita,que te hace grande e imperecedera ante la vida.Tu espíritu toma el sentimiento y lo alza por encima del tiempo y las circunstancias,amiga...Lo pone en el altar del alma para venerarlo todos los días...No obstante,vive y disfruta del momento,la vida nos sorprende cuando menos esperamos,amiga.
Mi abrazo inmenso por tu cercanía.
Te espero siempre,amiga.
M.Jesús

Beatriz dijo...

¡Qué pena que haya" días" que sólo duren un día!...cuando hemos sentido que vivirlo fue rozar la eternidad .

Te leo una y otra y otra vez. Imagino.Te disfruto

Un beso querida amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Donde partieron los días que no vivimos...
Nadie nos avisa de ese momento y es luego al mirar hacia atrás que uno piensa como es que nada me advirtió de lo que iba a suceder, el último día de tantas cosas pasa siempre inadvertido.

Besos.

Siberia dijo...

Me sumerjo mientras leo y me parece ser yo la protagonista.

Mezcla de sentimientos que me hacen saber que he disfrutado leyéndote.

Un saludo

 
design by suckmylolly.com.