7 de agosto de 2013

Encierros

Permanecen. Aún restan las sombras y los corazones latiendo en el dolor.
Surge desprevenida la libertad de ser, a pesar de todo.
Porque no hay celdas donde aún no impere el afuera.
El recuerdo; la nostalgia de haber sido. Los sueños truncos; el silencio, la paz y la soledad.
La quietud del adentro, mientras más allá de las rejas todo permanece intacto.
La luz se filtra entre círculos, en algún desvío...
Porque sos vos, son ellos, somos todos.

7 comentarios:

miralunas dijo...

se me ha apretado el corazón.

y me han dado muchas ganas de verte!

abrazo y beso

Mario gomez garrido dijo...

Las sombras y el dolor...la luz que se filtra, nostalgias, son pocos asuntos, limitadas palabras, pero con ellas podría abarcar miles de páginas, definir una vida, tal vez, como has conseguido, trasmitir un lindo poema que sugiere muchísimas posibilidades.

Juan Herrezuelo dijo...

Me acerco a tu estudio amarillo después de un largo tiempo alejado de pantallas y teclados y reconozco ese latido en el dolor, la nostalgia de haber sido, las rejas... Un placer leer y releer tus versos abiertos.

Santiago Bosco dijo...

Sí claro que somos todos.
Pero hoy, en nuestras celdas, clavamos tablas en las ventanas, las pintamos de colores torpes, para que no entre la luz oscura que no queremos ver. Y estamos bien atentos, para que la libertad de ser no ose surgir sin avisarnos.

Javier F. Noya dijo...

Y se sigue siendo, aún con jirones. Cosa brava el del sentir, niega a veces a la carne, porque el dolor ciega a veces, o tal vez nos despabila. Besos.

Anónimo dijo...

Permanencias matemáticas entre sombras y corazones, un sí exacto de afirmaciones que hieren, como la libertad de las nubes tras barrotes de acero, y afuera igual que aquí, todo sigue intacto.


24

Anónimo dijo...

SIENTO EN LO QUE ESCRIBIS UN TESTIMONIO DE VIDA MUY FUERTE, DE VIVENCIAS Y SENTIMENCOS CONTENIDOS Y QUIZAS ALGO REPRIMIDOS
JORGE HORACIO

 
design by suckmylolly.com.