6 de marzo de 2013

Los jueves, relato: El viento



El viento te trae, te arremete sobre mí y no me niego. Te espero, te digo sí, con ansias, con el desenfreno contenido de la última vez. Donde no fue porque no podía ser.
Te espero con la premura de verte y el escalofrío  porque sí, porque da temor el encuentro. Los decires que serán cobardes y mudos;  las brisas. Porque el pacto es ese. Para siempre. Para toda la vida, pero así. Insensato.
Y no por ello no recuerdo aquella primera vez donde tus manos rozaron y se hundieron en mi cuerpo tan falto de caricias. Creo que por eso te atreviste. No pude decir no. No quise. Nunca supe si fue solidaridad para con quien tanto sufría. 
Y será distinto. Mi cuerpo espera el tuyo, sabiendo que nunca fue tan bien amado. Tus labios me recorrerán intacta de otros besos. Habrá sudores, pudores, silencios. Aliada la piel...
Ya sabemos como es. Ya sabemos que tu no es rotundo. Que no hay par. Que no querés que lo haya. Son varios los años ya. Yo no pierdo las cuentas. Vos tampoco, lo supe inmediatamente con la fecha esgrimida del último adiós  Y estábamos intactos. Y te rocé varias veces como al descuido , como quien no olvida que antes habíamos sido uno, aunque lo niegues, aunque te acobarde.

Más vientos por aquí 

23 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El viento colabora, aunque no puede hacerlo todo.

emejota dijo...

Suena romántico, pero da miedo. Bss.

Maria Liberona dijo...

Muy romántico pero muy sufrida historia...

Natàlia Tàrraco dijo...

¿Se lo llevó el viento? El mismo viento, brisa suave, puede devolverlo. Dejémonos mecer por su empuje, eso espero.
Besitos soplados.

Lucia M.Escribano dijo...

Una historia de esperas, y pretendidos olvidos que no ha sido olvidados ¿ Quién sabe lo qué traeran los nuevos vientos ? Hasta el fin...Todo es posible.
Besos guapa, y gracias por tu agradable visita.

Tracy dijo...

El viento es variable por definición, lo mismo que trae cosas , se las lleva y luego las vuelve a traer.

Fabián Madrid dijo...

Me gusta el principio, lo del medio, y el final me deja triste. Un beso.

Neogéminis dijo...

El viento del tiempo ido suele ser excelente interlocutor, íntimo mensajero y el mejor monologuista.
abrazos

Leonor dijo...

Caprichosos vientos que acercan y alejan. Dicen que el tiempo pone las cosas en su lugar, no hay que desesperar. Me ha encantado la forma de narrarlo.

Un beso.

rosa_desastre dijo...

El viento, complice de los amores dificiles. Sera cuestion de dejarse llevar.
Un beso

G a b y* dijo...

Coincidimos de alguna manera, en otorgarle al viento, esos aires que la memoria solo sabe, que al corazón arrasan, aunque el dolor se arremoline en cualquier esquina de nuestras esperanzas.
Soplan sentimientos al viento.
Muy sentido escrito.
Besos!
Gaby*

Encarni dijo...

Al parecer el viento ha sido tan fuerte que al final no ha dejado nada. Suele suceder también con las pasiones.

Un beso

Pepe dijo...

Amores complicados que pugnan por la no permanencia, que van y vienen, como el viento que los acerca y aleja. Amores que se debaten entre la ausencia y el acercamiento, con el viento de fondo.
Un abrazo.

mario gomez garrido dijo...

Viento contra las persianas. Es lo que oigo ahora mismo, acá, acabando aun el invierno. Pero hay que dejar hablar al viento, que diría Onetti, parece que el relato incide en esta idea, tan incontenible.

Carmen Andújar dijo...

El viento que trae amores y también los aleja, dejándonos sumidos en un alo de tristeza.
Un abrazo

Sindel dijo...

El viento que trae, el viento que lleva... Desencuentros y encuentros, esperas, llegadas.
Hermoso texto Rochies, me deja un sabor agridulce en el alma.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

El viento es muy travieso.
Juega con nuestros sentimientos y luego se va.

Besos.

Juan Carlos dijo...

Una relación pendiente del viento no puede ser continua, se irá y volverá.
Besos Rochies.

Teresa Oteo dijo...

Bonita historia pero con un deje de amargura, tristeza...en fin, la vida también es eso.
Besos!

Alfredo Cot dijo...

Nosotros somos el viento. A veces causa, a veces efecto. A veces lo generamos disfrutando y otras lo recibimos padeciendo. El viento como otras muchas cosas tiene dos caras.

Apasionado texto.
Besos

casss dijo...

Los vientos nos llevaron hacia nuestro norte: el amor y sus intensidades.

un beso, amiga, hoy en coincidencias..

San dijo...

El viento empuja, trae y lleva, y cuando lleva queda ese deje de tristeza.
Pues me gusto mucho Rochie, de veras.
Un abrazo.

Susurros de Tinta dijo...

Ninguno quería, que no se puede, que no se debe, pero ¿quien para el viento? cuando este ya se ha puesto en movimiento, corazón sopla a favor y cabeza en contra, cuando pudo la razón con el sentimiento, no se puede juzgar si no se ha estado a merced del viento, miles de besosssssssssss

 
design by suckmylolly.com.