19 de diciembre de 2011

Implosión


Implosión: acción de romperse hacia dentro con estruendo las paredes de una cavidad en cuyo interior existe una presión inferior a la exterior.

Por qué soñé con vos, que casi ya no estás cuando no estuviste nunca, porque nunca fue como soñamos, que tal vez, quizá, era para siempre.
Alle soglie del duemila, cuando te conocí, sentí eso: la eternidad en un instante, pero tocó llorar más de lo aconsejable y perdernos, y no ser felices. Una vez más.
Y tu temor que fue cobardía, el triunfo del no por si acaso; las medias tintas y la falta de riesgo. Me veías fuerte. Nunca fui más débil.
No fue el tedio. Fue la inercia. Fue no jugar con los asuntos en juego; no fue prioridad el amor. El amor de una vida. Quizás por lo único que te desprecio; por tu minivida, por tus minicertezas.
Te soñé. A vos y al Bacacay, y a un pasaje que era habitual y cotidiano y no existe. Buscaba la ventana que miraba al Solís.
Soñé tu desamor y tu descuido; tu miedo y dualidad. Pero al lado mío.
Ahora en vigilia recuerdo que sos múltiple.
No habría más moneditas; ni de diez ni de veintinco, y nos quedábamos con ahorros perdidos, por dejar para después.
Tu lucha era esa. Defendías a todos. Alertabas. Tenías una misión, y hablabas de ella como de "tu mujer". Esto también el día me lo devela. Leí en aquel "mi mujer", y dolió en el alma. Aunque ya no importe.
Sepulcro de sueños dormidos; ahí descansan.
Tal vez te soñé a vos, por vos y por él; por la implosión. La de ahora. La que rompió y astilló. El escozor; el brívido del nudo que es vacío y es montón de palabras que no dije. Porque puedo pero tal vez no deba. Impera el debe. Porque es mi riesgo a pesar de todo. Porque te anticipaste pero ya estabas dentro, y recién lo supe cuando necesité empezar a expulsarte con lágrimas. Qué te evapores y te vayas. Si toca perder de nuevo. Designio develado.
Y si se tratase de no volver a amar; nunca más, como me juré después del río; de la anchura; de la ausencia viva; habitada.
Lo efímero de tu para siempre; la inconsecuencia, el absurdo, de este hoy que nos mantiene juntos y separados.
Matarlo y matarte, no a la causa que enarbola. Porque vendrán muchas otras. Es necesario el crimen perfecto. No habrá ya prioridades numeradas. Sería deshonesto que ignores que con tu ayuda puedo. Que lo intuyas.
Si me lo preguntas te lo contesto. Ocultarlo puedo, negarlo ya no.


a A.F.

14 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que sentimiento de pèrdida campea en tu escrito amiga.

Bello pero triste.

Un abrazo.

S.C dijo...

te entiendo perfectamente. Más de lo que creés.

hgv dijo...

Muy interesante.

Escribir es seducir dijo...

SENSACIONES, VIVENCIAS, PERSONAS, ADIOSES Y BIENVENIDAS.
CÓCTEL DE RECUERDOS...
Y UN AÑO NUEVO EN EL MAR DE UN PAÍS AJENO QUE PRESIENTO, TRAERÁ CLARIDAD

MAJECARMU dijo...

Rochitas,creo que coincidimos de nuevo...Las dos hablamos de sueños,el tuyo es personal e íntimo,el mío es un sueño para la humanidad,para la unión y el amor de todos.
Buena reflexión nos dejas,que queda en el aire y sube hacia arriba...Creo que la respuesta te la debe el universo,seguro que te la mandará,amiga.
Gracias a ti por por tu amistad siempre.Mi abrazo inmenso y que seas feliz,te lo mereces.
FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO LLENO DE LUZ Y SALUD.
M.Jesús

mi nombre es alma dijo...

A veces nuestro corazón siendo tan grande no da cabida a tanto sentimiento.

Beatriz dijo...

"El después le sigue al antes. Soy de las que siempre ven el vaso medio lleno. Cuando el dolor, el desamor, el sufrimiento producen estallidos en el alma se refuerza nuestra capacidad de autodefensa. A veces el pasar por un terremoto o una implosión(un romperse por dentro) basta para saber que luego de esa disociación del ser y el estar,de ese tambaleo de nuestro yo, de esa pérdida fugaz de la identidad, se refuercen en nosotros los mecanismo necesarios para recuperar el equilibrio.La voluntad de ser felices

Es un texto tan intenso que me has hecho sentir ese estallido interior.

Felices Fiestas amiga-

Humberto Dib dijo...

Un texto íntimo y profundo, mi querida amiga...
Un beso a ese gran corazón.
HD

Janeth dijo...

Lindo amiga un escrito muy intimo y precioso, desnuda un alma bella agobiada por lo que fue y no pudo haber sido, las cosas pasan por algo nada es casual, cuando existe amor, todo es posible, los milagros existen, el darse cuenta de esto es dificil para un alma atormentada y triste, hace falta mucho amor para despejar el astio.....

Javier F. Noya dijo...

Cuando se siente esa rotura....el abismo vive latente dentro...todo lo absorbe...y dejo respetuoso que las letras sigan exorcizando esa negrura...besos, sin lágrimas, pues vivir es transcurrir, a veces junto a quienes intuimos la encarnación del amor, pero a veces no es así.

TORO SALVAJE dijo...

He implosionado un par de veces y no se lo deseo a nadie.

Dan ganas de morirse.

Besos.

mario gomez garrido dijo...

Hay que temer a los sueños enterrados. Una vez soñé algo que había soñado años atrás. El mismo sueño, las mismas imágenes, los mismos protagonistas. Aquel sueño tozudo era sobre algo que me pasó y que pretendía y quería haber olvidado. Son traicioneros los sueños. Como fruto de una implosión, me parecen una idea perfecta y atroz.

Sindel dijo...

Cuánto dolor!!! Cuánta ausencia!!! Me siento bastante identificada, y te comprendo como si fuera yo la que escribió este texto...
" Porque te anticipaste pero ya estabas dentro, y recién lo supe cuando necesité empezar a expulsarte con lágrimas. Qué te evapores y te vayas. Si toca perder de nuevo. Designio develado."
Impecable!!!
Un abrazo.

La misma... dijo...

"Me veías fuerte. Nunca fui más débil".
Cuando un hombre no descifra la angustia del amor,ucha' que duele.Por que se ama en esa implosión que llamas y se ve venir la agonía.

linduuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!

 
design by suckmylolly.com.