19 de octubre de 2011

De mitos y creencias

Del ideario propio, o del imaginario colectivo; imponen confiar; resguardan un hoy cautivo, con la mirada puesta en el mañana nuevo que no por azaroso e incierto, no anticipa positivo.
La víspera de un futuro que lo compensará todo; la vuelta de la esquina que otorgará aquello por fortuna antes negado; en la hora equívoca, en el camino errado; en el amor que no fue porque mañanas más ventajosos nos serán dados. En nuestra bitácora del tiempo.
Sinfín de pasos que no condujeron a ninguna parte. Vano ahinco.
Decir adiós jamás fue perder, y sí la convicción de saber que se trataba de lo mejor "por si acaso". Historia que se escribió, sin razón de haber sido. Encuentros causales.
Presente testigo de un tiempo que valdrá la espera, la pausa, los paréntesis.
Minutos que justificaron una eternidad vana e inconclusa.
Los fines que no deseamos. La partida a destiempo. Las deshoras.
Estamos en el lugar justo, en el momento indicado. Infalibles.
Porque solo fue lo que debió ser. Porque merece el olvido, y evidencia las razones; no se detiene en ellas, mira hacia adelante con la misma fuerza de antes, con la esperanza intacta y el alma sin grietas. Sin el desamor a cuestas.
Que están los que deben estar, si vacilación ni titubeos. Los mejores. Aunque aquellos cuya ausencia nos habita, ignoren nuestras huellas.
No hay falta que justifique el pesar. Porque todo lo que fue, debió ser. Porque el trayecto es terminante. Y no amerita juicios.
No existió el error y sí la experiencia. El significado. La justa intersección de caminos.
Y sos, significante de mi ser todo, de estas horas que no serán nimias. Sosiego aparente. Tardanza. Porque perdiste, pero yo también. Nos perdimos.
Los rastros del bien en el dolor, en tu temprano adiós, en las horas muertas, en el letargo, en tu descuido. En los sueños dormidos.
Que sea el anhelo. Que un insospechado banquete de dicha, oportunidades y concreciones, se nos tenga deparado. Que se devele el enigma.


Allá y acá están de jueves...

29 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Mirar hacia atrás sin ira, a pesar de cualquier mito necesario o torpe, mirar adelante o mejor al hoy, que nos cuenten cuentos, tampoco sobran ni es forzoso creer en ellos.

Rochitas, un derroche de ideas que me ha dejado dudando, meditando.
Besito.

Neogeminis dijo...

El mito o la necesidad de aferrarse -como último consuelo- a la sabiduría de las frases hechas aveces aporta un ángulo de la realidad que esclarece nuestro entorno. Otras, entra e franca discrepancia con lo que ne verdad nos ocurre.
Que la ilusión no se pierda aunque a veces aparente ser falta de fortaleza.

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Aceptar. Eso es.

No resignarse. Pero aceptar.

Buen texto, amiga.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

No hay que agarrarse a cualquier cosa para superar las adversidades; aunque a veces es una ayuda si nos falla la fuerza necesaria y esa utopia puede suplir en parte la dura realidad.
Un abrazo
Carmen Andújar

Beatriz dijo...

Fabular acaso no es una sana de intención de inventar, de imaginar,
de aferrarnos aún a lo inexistente. Creer para crear.

Aprendamos del niño que en su fantasía despierta seres inanimados, fantasmas inexistentes, mitos y leyendas que llenan de sensaciones su imaginación.

Un abrazo amiga.

Humberto Dib dijo...

Aferrarse nunca es bueno, siempre hay que guardar una dosis de "uno mismo" por si nos toca recorrer el camino sin acompañantes.
Me gusta cómo está escrito, tiene tecnicismos, pero no molestan, están dejados en el texto como si fuesen las palabras más naturales.
Besos.
HD

CAS dijo...

Me quedo con el hecho de que estamos los que tenemos que estar. Y eso... para mi es suficiente.

besos y letanías con toques mágicos

Patty dijo...

Y bien lo dices el futuro es un enigma ya tenemos suficiente con el día a día.... creo que si debo aferrarme a algo sería a los ideales ... es lo único que tengo de futuro próximo.... un beso ^.^

GUIDO FINZI dijo...

A todos, en nuestra mísera y única posibilidad real entre infinitas de haber sido, nos gusta sabernos especiales y aspirar a tiempos venideros que nos premien como "merecemos". Sin embargo, el azar, como el destino, van por libres, indiferentes a nuestras necesidades y otorgándonos sólo, y únicamente, aquello que ya está escrito.

Un saludo

Siberia dijo...

Y yo me miro el interior y me doy cuenta de que estoy resignada. Y sin embargo no acepto. No, no lo acepto. Es injusto. No lo acepto

Un gran texto amiga.

Un beso

Sindel dijo...

"El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio por eso lo llamamos presente"
El pasado no se puede cambiar aunque existan mil frases hechas sobre como sobrellevarlo, el futuro es un enigma que magnificamos en la esperanza de estar mejor. El presente es único, es este momento y hay que vivirlo a pleno.
Muy bueno tu relato, que es más una reflexión excelente.
Un abrazo.

Ceci dijo...

Lo que fue es lo que debió ser! que bueno es poder mirar atrás sin amargura, el reproche de nada sirve en el presente. Los mitos parecen destinados a romperse. Ojalá hay un "banquete de dicha" esperandote a la vuelta de la esquina!!
Besito Rochitas

MAJECARMU dijo...

Rochitas,tu texto es tremendamente significativo,con los toques necesarios de sabiduría y de espontaneidad para convertirse en un pensamiento equilibrado y ciertamente clásico y admirable,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo siempre,amiga.
M.Jesús

Any dijo...

Acá el verdadero enigma es cuantas Rochitas hay, déjese ya de pergeñar nuevos blogs que la amiga Vacations se me vuelve loca se me vuelve!

No hay forma de manejar el tiempo ni de encontrar respuestas mágicas, ni de sacarse la culpa de encima como si fuera un traje y dejarla en una esquina.
De todas esas frases me quedo con "Estamos en el lugar justo en el momento indicado" porque el destino mi querida, es implacable.

Ojalá la felicidad la (nos) esté esperando a la vuelta de la esquina, es el señuelo, la zanahoria que nos mantiene en el camino.

Besos Rochilda!
Y 14 canejo!

Crónicas Urbanas dijo...

Rochis:

El mito (que oportunamente es creencia) es desplazado por el pensamiento racional: a veces lo negamos para seguir en el mito.

La aceptación del presente, y la predisposición a lo que vendrá es un desafío.

Bien escrito: sustancioso, como siempre leerte.

Saludos.
Daniel.

Verónica Marsá dijo...

Esa es una percepción exacta de lo que es la superstición. Desde la antigüedad es bien popular, recuerdo una descripción de Teofrasto, heredero de Aristóteles, que describe al supersticioso de forma muy divertida...

Aquí, en santa wiki, aparece entera, por si te apetece.
http://es.wikipedia.org/wiki/Superstici%C3%B3n_en_la_Antigua_Grecia

Besito.

maria jose moreno dijo...

Original forma de abordar este tema, sintiente y lleno de ideas que nos transcriben tu forma de ser y sentir.
Gracias.
Besos

Mari Carmen dijo...

Me gusta eso de que no existió el error y sí la experiencia. Sin duda los errores nos hacen crecer, acumular sabiduría, aunque a veces, casi sin darnos cuenta (o queriendo), volvemos a fallar en lo mismo.

Un abrazo y buen fin de semana :)

alfredo dijo...

Una interpretación del tema muy reflexiva y densa en observaciones cotidianas.
Valen para uno, no siempre para todos.
El momento adecuado, el error adecuado, la experiencia adecuada. Todo suma y engorda y la sentencia queda en el fondo de la botella.

Besos

Javier F. Noya dijo...

Me ha gustado mucho tu texto, esa reflexión del hecho inevitable, de estas (por aquellas otras) deshoras, de este (por el vivido ) desamor, aun cuando ese prefijo "des" lo odie. Aun cuando en lo personal, no crea que lo que fue debió ser, sino sólo que fue. Si hay predestinación, hay un intenso grado de irresponsabilidad, y lo peor que podemos hacer es mirar hacia el costado distrayéndonos de lo que nos compete: nosotros mismos, como individuo, como grupo, como especie, como humanidad. Bueh, me fui para el lado de los tomates, así que vuelvo, me siento en un banco y disfruto de su escritura, de esa bella tristeza que nos aconseja aceptar los hechos. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Yo soy incapaz de comentarte... ya sabes que me pasad desde siempre. Intento añadir algo a lo que has escrito pero es que estás tan arriba...

Tú me comprendes verdad?

Y tampoco quiero hacerme el listo.

Besos.

Janeth dijo...

Son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo.

Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

Pepe dijo...

En el mundo, ya no hay un futuro que lo compense todo, si es que alguna vez lo hubo. Hay que esforzarse y luchar por el presente, sabiendo que en en el momento que se nos es dado, automáticamente es pasado. Los mitos y los dioses, las promesas de mundos mejores más allá de la vida y para siempre, no existen. Me gustan las leyendas, tienen magia y responden a deseos humanos, pero quiero tener los pies en la tierra y pensar que sólo son eso, leyendas.
Un abrazo.

VeroniKa dijo...

odio los topicazos, me parecen "frases de consolación" pero heme aqui diciendo que el tiempo pone todo en su lugar y que es mentira que todo tiempo pasado fue mejor.
Solo vivir el presente y esas yerbas, vote a alguien que recontruya su futuro y paguese un ticket al fin del mundo.

Alli estaré :)

pd; soñé con Rouch, que me bardeaba mal por lo ultimo escrito y vaya... me daba con un caño.:P

mi nombre es alma dijo...

Decir adiós es a veces lo único que puede hacerse.

Jesús Garrido dijo...

todo desahogo quiero ver más allá de las letras, es lo único que nos queda a veces

Malvada Bruja del Norte dijo...

Hoy me dejaste en la retina...Pura vida...

Y yo te dejo un beso :-))

VACACIONES EN ROMA dijo...

Solo paso a dejarte un beso, hace mucho que no nos contactamos.

Espero que andes bien, un abrazo.

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas letras van desnudando la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos de agua...

 
design by suckmylolly.com.