25 de noviembre de 2009

La casa de mi infancia


Tengo tan sólo seis años, todos dicen que soy chiquita pero yo me siento grande. Algo así como una página en blanco donde se va escribiendo mi vida, y busco ser siempre lo que estoy haciendo. Otro sentido la verdad que no le encuentro. ¿Qué será la vida sino un camino incierto que vamos eligiendo?
Tendida panza arriba, amo mirar los techos, imaginándome que camino al revés. Los decoro, juego en ellos, y así suelo perder la noción del tiempo. Cuando sea grande quiero ser maestra. Adoro enseñar. Juego a ser grande. No me llevo muy bien con los chicos de mi edad. En general prefiero estar con los adultos, sus conversaciones me divierten mucho más que estar rodeada de niños. Cuando crezca sé que voy a casarme, separarme y volverme a casar. No sé si tendré hijos, eso aún no lo puedo intuir. Sólo sé que cuando miro señoras con panza, cierta melancolía me invade. Amo mis muñecas, no sé si alguna podré dejar de jugar con ellas. Dicen que cuando crezca sí, pero sé que las voy a extrañar. Y desde que aprendí a escribir, todo lo que me pasa lo cuento en mi diario. Tengo mucho miedo de que alguien lo lea, por eso me encierro a escribir y tengo un escondite para él, pero mi hermano y mi prima quieren encontrarlo y sé que tarde o temprano lo lograrán. Seguro quieren burlarse de lo que cuento. Peleamos mucho y mi abuela dice que no sabemos disfrutar de la niñez, que encima se va pronto. Me da tristeza pensar que sea así . Mi lugar favorito de la casa es la terraza que da a mi cuarto. Puedo salir a ella sin salir de él. Así que la mayoría de las veces nadie se entera. Durante el verano nadamos en la "mar chiquita" que compró mamá. Sin embargo me gusta mucho estar en mi cuarto y cuando hay sol me da como culpa. Por eso también adoro el otoño, y sobretodo la primavera que es la estación de mi cumpleaños.

Me mudé el jueves pasado, a las cinco de la tarde entre niebla y hastío. Extraño mi casa, sueño con volver. Creo que no resistiré vivir fuera de ella. Como si ya no fuese mucho, el barrio es otro, y estoy muy lejos de la escuela. Hay compañeras que dicen que me fui a vivir al campo, son muy tontas; sólo tengo dos buenas amigas.

Hoy vuelvo a la casa donde nací, tengo más de treinta años. He caminado por la vida de forma que el recuerdo no me atrapase. Es difícil oponerse, aún aceptándolo con entera sumisión. Traté siempre de unificar pasado y futuro para vivir sin ataduras el presente, más no lo he logrado. He perdido una y mil veces la dirección para encontrar el rumbo. Anoche me soñé de pequeña. Soñé con los días anteriores a abandonar la casa. Mis padres ya no estaban juntos, pero él aún vivía; aún podía decirle todo lo que lo quería ...
La angustia y la desazón que sentí al irme. Me fui de la casa y conmigo se fueron varias cosas, tenía doce años para ese entonces. Aquel abril de la mudanza, un año después de la guerra de Malvinas. ¡Qué miedo tenía! si recuerdo que en cada recreo compraba provisiones por si acaso no pudiésemos volver a salir. Las escuelas contaban otra historia. Nos contaban vencedores. "Los abriles pasan cosas”. Lo sabrías más tarde...
Hoy vuelvo a la casa donde nací, después de haberla recorrido una y mil veces en sueños. Después de haber transitado su vereda cada vez que la vida jugaba alguna mala pasada, cada vez que necesitaba recordar quién era yo. Hoy vuelvo a la casa donde nací, y tendré que volver a dejarte. Quiero recorrerla, sentirla, saber si conserva alguno de los tantos recuerdos compartidos. Pasó tanta vida en el paréntesis y estuviste ausente. ¿Sabrás que soy yo?, ¿Te acordarás de mí?
Hoy tenemos una cita, un cartel de venta visto por azar me permitirá por fin entrar.

20 comentarios:

Nancy dijo...

Hola Rochitas, qué linda entrada, llena de nostalgias y de recuerdos queridos. Qué lindo es recordar la niñez ¿no?
Y bien, aunque nos salgamos el camino siempre hay formas de llegar, quizá no por el sendero que vislumbramos.
Apapachos muchos

H. Chinaski dijo...

Mi querida amiga, ha merecido la pena el tiempo de espera.

Felicidades CLAP,CLAP,CLAP.

Me descubro ante tanta ternura traducida a letras.
Tiene usted muchos ases literarios guardados en la manga.
El sentimiento que nace al leer su post es difícil de cuantificar. Despierta usted un torrente de emociones, algunas de ellas ya olvidadas que, al menos a mi, me ha devuelto por unos minutos a mi niñez.
La casa donde uno escribe los primeros años de su vida siempre queda grabada en el corazón. Son los recuerdos más limpios. Donde nada mancilla las experiencias vividas.

Y es una enorme suerte, cuando se abandonó, tener la oportunidad de poder visitarla de nuevo y resucitar esas historias que morirán con usted.

Mi enhorabuena

Un beso amiga mía

Carlos

Cat's dijo...

Respira hondo, y cierra los ojos, corre a ponerte un vestido con flores y sal al patio, dibuja una gran rayuela y escribe la palabra Cielo, vete a comprar un tuby 3, y le dejas la mitad a mamá, y cuando vuelvas del kiosko de la esquina, abre los ojos y sonríe por ser quien eres, aqui y ahora.

besos :)))

© Capri dijo...

Se respira ternura en todo el texto. Esa ternura de una niña de seis años, que sueña mirando al cielo, intentando descubrir los dibujos que traviesas nubes forman mientras el viento va modificando sus formas.
Esa niña que seguro tuvo convesaciones con su amigo/a invisible, a la que le contaba sus planes de ser mayor o sus dudas sobre todo cuanto iba escuchando a los mayores.
La infancia es la edad más bella, no hay maldades, solo pensamientos puros.
Yo tengo la gran suerte de poder seguir paseando por la huerta donde hacia mis travesuras, muchas veces me quedo mirando al hueco que un viejo arbol dejó un día de otoño en el que el viento soplaba fuerte y no resistió sus envistes.
Huecos que no estan vacíos porque se llena de recuerdos.
El camino de la vida es un sorpresa en cada paso; curvas, rectas, baches... pero que bello es, porque recordar es volver a vivir, a sentir, a oler...
Tenemos memoria selectiva y por suerte recordamos y sentimos mucho mas frecuentemente los buenos momentos.

Una preciosidad de post

Un gran saludo

Lolita :*)

Any dijo...

Claro que se va a acordar de vos, te estuvo esperando todo este tiempo. Quiere ver como está Rochitas después de tanto tiempo, quiere saber como le fué ...
Ojalá la casa esté medianamente reconocible, sino no te va a dar un poco de pena.
La nenita esa que personaje eh? ya se las traía.
un beso

Esencial dijo...

precioso Rochitas, ainssss...
yo tambien miraba los techos y tenía un diario.

Es tierno lo que has escrito, y me he sumergido por completo en la sensación de volver a sentirme niña. Gracias por ese regreso al pasado.

Un beso enorme.

(disculpa la tardanza en venir a visitarte. He estado enferma, tres semanas fuera de combate y combatiendo, pero ya estoy recuperada.)

MAJECARMU dijo...

Mi enhorabuena amiga,precioso y sentido tu texto..!!

Has logrado tocar el pasado con tu varita mágica y volver a sentirlo en la piel y en el corazón.. Una gozada y la mejor medicina para lograr el equilibrio interno,que a veces no encontramos,porque la mente se empeña en vigilarnos y criticarnos.. Por tanto,el corazón toma el mando y normaliza la vida..!!

MI AGRADECIMIENTO POR COMPARTIR ESTE TESTO,TODO CORAZÓN Y SENTIMIENTO..!

Mi abrazo grande NIÑA-MUJER-INTELIGENTE..!

M.Jesús

Gara dijo...

Ains q hermosos recuerdos, cuanta dulzura , cuanta ternura desprende este texto.

Hermosa etapa la de la niñez, la mejor sin duda, ojala ese niño q anda aun en nosotros, nunca se pierda.

Preciosa entrada, de verdad.

Besos

Rochitas dijo...

NANCY, el tema será llegar? o será el camino? creo que hasta el último minuto ignoraremos de que se trataba y si la película continúa. En definitiva amiga, lo ignoramos todo.
Besos!

Gracias amiguito CHINASKI, y ahora se su nombre :P
Ud ni aunque se compre todos los números de la rifa adivina el mío :P
Que lindo todo lo que me dice. A ver si me lo creo :o
Un imprevisto surgido en la casa (o una gran mentira) impidió que ingresásemos y después desistimos. En ese entonces éramos dos. Si, volví y de manera insólita a mi primera casa de married. Y fue muy fuerte. Hasta quedaban cosas que habíamos dejado, muy fuerte.
Que le cuento que casi la compro, pero el azar o la mala suerte lo impidieron. En algún post creo haberlo narrado. Después se lo busco.
Pero volver a mi casa, donde nací es un sueño que tendré mientras viva. Me temo que no me recuerda, y que en verdad es uno la que jamás logró marcharse ...
Abrazo

CAT'S, compro el plan. Gustó de principio a fin.
Ud siempre con esa chispa particular y trayendo otras visiones, otros aires ...

CAPRI,
Lolita querida, como le contaba al amigo común, finalmente la cita no tuvo lugar. Este es un relato atemporal en "the rochies life", pasó hace algunos años pero le pusimos letras ahora. A propósito que bonitas las suyas, las que me regala acá y las que dejó en ese post que "continuará" (?)
Un abrazo y gracias por estar.
La memoria selectiva traiciona en los momentos de nostalgia, donde no podemos ver con claridad lo que aconteció realmente y si lo que más añoramos.
"Curvas, rectas, baches" ;)

ANY, aún no se si me recuerda dado que no pude concretar el sueño de volver.
Años más tarde y cual burla del destino, jefe de amiga resultó ser el dueño posterior, pero lamentablemnte la había ya vendido. Como le contaba a Chinasky, en esa oportunidad no pudo ser. Y sigo soñando con volver.
No sabe cuanto se las traía la nenita esa ;)

ESENCIAL, que bueno tenerla de regreso y que lindo nos recibió en su casa ;), terminado el combate entonces?
Pensar que ese niño que fuimos aún vive dentro nuestro, pero pocas veces logramos entablar un diálogo con él.

Ma JESUS, ud siempre con todas esas palabras de reconocimiento que a uno le devuelven una sonrisa a la cara y un mimo al alma.
Que el corazón tome el mando entonces, amiga.
Un abrazo gigante!

GARA, que lindo leerla por acá hoy que me empaché en su casita ;) que seguiré sin dudas recorriendo.
El diálogo con ese niño puede servirnos de guía y recordarnos quienes éramos cuando se presenta la curva y la vida nos hace tambalear. La espero!

H. Chinaski dijo...

Amiga Rchitas o Lolita, como Usted prefiera.
Mi nombre no lo ha sabido antes por que no ha querido. Solo tenía que preguntar
A pesar de mis aficiones esotéricas, mis dotes de clarividencia no llegan hasta el nivel de adivinar nombres. No le quepa la menor duda de que el día que tenga interés en conocerlo se lo preguntaré, si antes no ha tenido Usted la amabilidad de decírmelo.

Espero que mis explicaciones le hayan sido de ayuda

Un beso
H. Chinaski

LuluZiña dijo...

EXCELENTE, ESE NO ES UN RELATO AUTOREFERENCIAL CREO QUE TODOS NOS IDENTIFICAMOS CON EL.
Amo mis muñecas, no sé si alguna podré dejar de jugar con ellas. Dicen que cuando crezca si, pero sé que las voy a extrañar. Y desde que aprendí a escribir, todo lo que me pasa lo cuento en mi diario.
ESTA PARTE REFLEJO MI NIÑEZ Y ME TRANSPORTE A AQUELLOS AÑOS, YO TAMBIEN ME MUDE DE LA CASA EN QUE NACI Y ME SIENTO MUY IDENTIFICADA LA VERDAD QUE TE AGRADEZCO POR HABERME TRANSPORTADO A AQUELLOS AÑOS TAN FELICES

SALUDOS

PD NO PUDE IR AL TALLER POR TRABAJO PERO ME MORIA DE GANAS

Silencios dijo...

felicidades mi niña, me ha gustado mucho el texto. La infancia siempre es muy tierna de recordar, y más cuando se ha sido feliz.
El hogar donde forjamos los sueños quizás más bellos .... cuanta ternura mi niña.

Mis besitos cielo con cariño

SOMMER dijo...

Qué bueno volver a ser niño...

Rochitas dijo...

Amigo Chinaski, ya estamos a mano. Y sabe que no me decido, me gusta tanto que me llame Rochitas como Lolita. Decida Ud. I'm libra, cuesta siempre, ;)

Luluziña, que bueno que lo veas así. Reconforta. Se te extrañó, y ayer también en el de los cuentos de Paul Auster, Silvina Ocampo, blablabla. Después maileemonos.

Silencios, gracias siempre muy tiernas son todas sus palabras, amiga. Como habrá visto no pude imitar la temática de su penúltimo texto aunque hubiera querido. Todavía la sigo aplaudiendo :)
No puedo entrar al nuevo blog!

SOMMER, a reconciliarnos con el entonces ;). Linda su visita, ya me voy a chusmear su casita.

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por mostrarte una vez más.

Besos.

H. Chinaski dijo...

D'accord mon amie
Comme je suis aussi Libra je me reste avec les deux noms.
Quelques jours vous sera Rochie et d'autres Lolita
Si il lui semble bien

Un bisou

H. Chinaski

La Peor de Todas dijo...

Querida Rochitas, qué buen post y qué bien descripto! No sólo me identifico con todas sus emociones, sino además con sus vivencias y pensamientos: yo sí concreté esa cita con mi casa de la infancia, y fue una experiencia memorable que relataré en alguna oportunidad.
Perdone la tardanza, mi presencia fue requerida en otros destinos y se me retuvo alejada de los blogs ;-)

Lucía dijo...

Los recuerdos de la infancia siempre bonitos, si se ha vivido feliz.
Esos que se quedan grabados en el corazón y marcan la vida de adultos.
Precioso texto Rochitas.
Un beso.

CAS dijo...

Volver sobre esos pasos tanto en sueños como en la realidad tiene riesgos, emociones y tanbién puede reconfortarte, porque vas a saber que seguis siendo esa niña, que habita con tus otras etapas de tu vida, y que de niña ya perfilabas claramente.
Ha resultado encantador y emotivo leerte hoy.
Besotes.

Rochitas dijo...

TORITO, a veces pienso que me muestro demasiado ;)

Chinaski, pour moi c'est parfait. J'aime Lolita comme Rochitas comme j'adore la langue française.
Je vous embrasse tres fort et en plus un tres grand merci!
Je suis en train de lire ;) aprés nous en parlerons.

Peorcita, cashese! su presencia fue requerida en destino envidiable y encima se me vino con ideas innovadoramente confusas (?) Ya me anoté "La conjura de los necios". Quiero esa historia! la del regreso a su casita!

Gracias LUCIA, y que sería de los psi si la infancia no nos hubiera marcado a fuego ;)

CASS, como le va? imagino que aún de festejo uruguayo, se los oye desde aquí :P
Ya perfilaba CASS, ya perfilaba lo que ud treinta y pico de años más tarde vio en persona, shhh

 
design by suckmylolly.com.